¿Conoces tus fortalezas?

Si la respuesta inmediata que te viene a la cabeza es “No”, te invito a reflexionar sobre ello -más adelante te echaré un cable para que puedas identificarlas-. Este post es para ti, para que te conozcas, para que puedas saber a qué recurrir, cuándo y cómo hacerlo en esta situación que vivimos por el COVID-19 (y cualquier otra).

Si la respuesta, por el contrario, es un “Sí”, es el momento de ponerlas sobre el papel y, después, colocarlo en algún lugar que te pueda llevar a tenerlas siempre presentes. Por ejemplo, ¡la nevera! Porque…todos los días la abrimos, ¿verdad? ¡Por eso es el lugar ideal! Así no se nos pierden de vista 😉

Vamos a plantearnos el siguiente símil para poder entender qué son las fortalezas. Imagínate la caja de herramientas de un/a mecánico/a, los pinceles y las pinturas de un/a pintor/a, los instrumentos de un/a músico/a, el equipamiento deportivo de un/a deportista, los aptitudes y actitudes de cualquier trabajadorx, etc. Todo ello es lo que necesitan para poder realizar su trabajo de la mejor forma posible. Incluso, sin ellas, ¡no podrían realizarlo!
¿Entiendes por dónde voy? Desde una definición más técnica, y completando la idea anterior, como explica Peterson (2006), podríamos definir las fortalezas como una serie de características que permiten el crecimiento y la plenitud del individuo, causando un impacto positivo en su entorno y en él mismo.

Dada la situación que estamos viviendo, necesitamos saber y recordarnos a nosotrxs mismxs que TODXS reunimos una serie de fortalezas y, que también, con trabajo personal, podemos desarrollar muchas otras que aún no tengamos incluidas en nuestra personalidad. Será nuestra propia caja de herramientas a la que recurrir para poder adaptarnos de la manera más adaptativa posible (sí, ya sabes que a lxs psicólogxs nos encanta eso de “adaptativa” y estoy segura de que algunxs que no lo son ya empiezan a utilizar este término. ¡Todo se pega! 😉)…Y, ¡ya sabes!, que no nos supere con éxito la cuarentena.

Te propongo este ejercicio, que sería muy chulo que lo pudieras hacer y una vez completado (tienes todo el tiempo que necesites, pero cuanto antes mejor para ti), lo puedas compartir conmigo. Estaría encantada de poder recibirlo 😊

Ejercicio:

➢ Busca una libreta para trabajar, un folio, el pc…-lo que quieras- y bolígrafo, lápiz…
➢ Divídelo en 3 columnas:

  • Primera columna: “LO QUE DICEN DE MÍ”. Seguro que tienes en tu mente y si no te viene, date tiempo y dale vueltas al asunto, frases que te han dicho a lo largo de toda tu vida amigxs, familiares, profesorxs…Por ejemplo: “¡qué bien se te da dibujar! O “¡me gusta hablar contigo, me siempre comprendidx”, etc. Hablamos de comentarios positivos que hayas recibido, los negativos los dejamos para el post-confinamiento.
  • Segunda columna: “LOGROS CONSEGUIDOS”. Aquí, párate un momento y piensa en todas aquellas cosas que hayas conseguido que para ti sean importantes. Puede ser sacarte el carnet de conducir con lo que te costó; aprobar la oposición, conseguir tu primer trabajo, casarte…o cosas más, aparentemente chiquititas como, hablar delante de 10 personas, aprenderme una canción con la guitarra, ayudar a alguien, conocerte a ti mismx y gestionar tus emociones, resolver un conflicto, decir lo que siento/pienso…No sé…Todo está bien. No hay respuestas incorrectas.
  • Tercera columna: “FORTALEZAS”. Esas herramientas, recuerda, que están detrás de tus logros, a las que tuviste que agarrarte para conseguir aquello que deseabas. También, aquellas fortalezas que están detrás de lo que otrxs ven de ti.

▪ Ejemplo:

LO QUE DICEN DE MÍ LOGROS CONSEGUIDOS FORTALEZAS(de ambas)
“Eres muy agradable”
“Me transmites calma”
“Eres muy divertidx”
Aprobar el carnet de conducir a la primera.
Tener muchxs amigxs
Disfrutar de estar solx
Empatía
Espiritualidad
Extroversión
Inteligencia social
Perseverancia
Capacidad de amar
Liderazgo
Inteligencia emocional

Ahora reflexiona:

  • ¿Cómo te encuentras? Ya sabes que no me vale “bien”, “mal”, “neutro”, “regular”. Ponle nombre 😊
  • ¿Qué dicen de ti estas fortalezas? ¿Podrían ser útiles en este momento para mejor, mantener y/o reforzar tu estado de ánimo?
  • Del 1 al 10, ¿cuánto las estás poniendo en práctica? ¿cuándo estás recurriendo a ellas para hacer la situación más llevadera? Si la puntuación es menos de 5, ¿crees que eso puede estar influyendo en cómo te sientes? Si es mayor de 5, ¡vas por buen camino! Dale caña 😉
  • Por último, ¿qué otras te gustaría tener? ¿Cómo podrías conseguirlo? ¿Te ayudaría a mejorar tu autoestima?

“A veces hay que coger impulso para llegar a uno mismo”
Elvira Sastre