Día Internacional de la Mujer

Día internacional de las mujeres

En 1915, la puertorriqueña Luisa Capetillo fue detenida en Puerto Rico por usar pantalones en público, “pues iba llamando con su excéntrico capricho la atención de los transeúntes”, relataba la prensa cubana.

Como dato extra interesante, en Francia fue abolida la ley que impedía a las mujeres llevar pantalones en septiembre de 2010. Evidentemente, aunque fuera delito, la norma social ya lo permitía.

¡Menos mal! Ya me estaba imaginando los diálogos de algunas presas:

            -Y tú, ¿qué haces aquí?

            -He cometido el mismo delito de manera reiterada: llevar pantalones.

El 19 de noviembre de 1933, las mujeres votan por primera vez en España gracias al empeño de activistas como Clara Campoamor por conseguir igualdad de derechos entre hombres y mujeres. Anteriormente, se consideraba que éramos seres inferiores por biología y que podíamos ser influidas por nuestros maridos y la Iglesia Católica, lo cual nos llevaría a votar a las derechas y poner en riesgo la república.

Entorno al año 1953, durante la dictadura de Franco, se publicó un libro llamado “Guía de la buena esposa” donde Pilar Primo de Rivera, fundadora y dirigente de la Sección Femenina de la Falange, ofrecía una serie de consejos sobre cómo debe ser una buena mujer y que tu marido esté contento.

Toma nota de algunos de ellos: que la lavadora no hiciera mucho ruido, que lxs niñxs tampoco cuando este llegaba a casa, no molestarle con problemas tuyos que no tienen importancia porque los suyos son mucho más importantes…y no es plan de saturar, al buen hombre, etc.

A partir de 1978, con la aprobación de la Constitución Española, las mujeres comenzaron a ser independientes del hombre para cosas tan básicas como abrir una cuenta bancaria, hacerse el DNI o administrar bienes comunes. Anteriormente, necesitaban de su permiso.

Previamente al año 1988, las mujeres no podían formar parte del ejército español. En la ley de ese mismo año, se consideró que hombres y mujeres tenían los mismos derechos y podían acceder a cualquier cargo de las fuerzas armadas, independientemente de su género.

6 de marzo de 2021. Videollamada con amigas. Cuenta una de ellas que tiene miedo de cambiar de trabajo por si con 30 años, sin hijxs y todavía en edad fértil, tuviera dificultades para acceder a un nuevo puesto laboral. Piensa: “en igual de condiciones y ante la duda de coger a un hombre o a mí, creo que se quedarían con él”. 

6 de marzo de 2021, en los Goya: “digo: esta cobra, macho…Pero, puta puta, seguro. ¡Qué pintas!”. 

¿Qué para qué es necesario un Día Internacional de la Mujer? La pregunta podría ser otra: ¿cómo aún hay quien piensa que no es necesario?

Es necesario para poder celebrar todo lo conseguido hasta el momento y rendir homenaje a todas las mujeres -y hombres- que han luchado para que hoy en día todo lo anterior nos suene a chino, a impensable, a intolerable.

Es necesario para no caer en el retroceso que algunos sectores pretenden, para seguir consiguiendo derechos que quedan en el tintero como eliminar la brecha salarial o como que no nos llamen putas o guarras o nos cuestionen nuestra dignidad como mujer dependiendo del físico o de con quién nos acostemos.

Lo es para que podamos ir tranquilas por la calle, de noche, de día y en cualquier rincón de este planeta sin miedo a que nos violen, rapten o maten por el simple hecho de ser mujeres. Para que nuestras madres y padres respiren tranquilxs cuando salimos por la puerta y el “lleva cuidado” pase a ser un “disfruta, hija, pásatelo genial”.

Necesitamos el 8-M como necesitamos a las mujeres.

1 comentario en «Día Internacional de la Mujer»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *